Almendras

fruta del almendro

Descripción

La almendra es la semilla de color blanco que se desarrolla en un almendro dulce. El fruto viene recubierto de una fina piel marrón, además de una cáscara exterior protectora que no se puede comer, que es la que le proporciona el peso considerable de la almendra y una capa verdosa que se irá secando con el pasar de los días.

De hecho la parte comestible de la almendra es menos de la mitad del fruto. Se consume como fruto seco, frito y/o salado.

La almendra pertenece a la familia de frutos secos como las nueces o las avellanas. Es el fruto del almendro , que es el árbol que la produce.

El almendro es un árbol de hoja caduca, de tamaño medio(4-6m), de porte rígido  y de gran belleza cuando florece a mediados de invierno.Posee un solo tronco, de corteza lisa al principio pero que con los años se vuelve rugosa, agrietada y escamosa. Posee unas raíces potentes, poco ramificadas y profundas.

Sus características botánicas son similares a las del resto frutales de hueso. Así, sus hojas son lanceoladas, de color verde intenso. Las yemas, de flor y de madera situadas juntas en una estructura triple (dos de flor rodeando a una vegetativa) en los ramos mixtos, o separadamente en ramos de madera, las de madera, o en ramos de mayo, las de flor, y en todos los casos situadas en madera del año anterior, las yemas de flor brotan antes que las de madera. Las flores, hermafroditas, poseen 5 sépalos verdes, 5 pétalos, blancos o rosados, y estambres libres; son generalmente, autoincompatibles, pero presentan buena polinización cruzada entre variedades. El fruto, sin embargo, difiere ligeramente del resto de los frutales de hueso ya que su mesocarpo consiste en un tejido poco desarrollado, verde y pubescente que no es comestible, y que en la madurez sufre dehiscencia; su desarrollo, por tanto, si bien presenta una doble sigmoide, tiene una fase lienal de crecimiento apenas perceptible.

El almendro ( árbol productor de la almendra) tiene como origen las zonas de climas suaves de Asia desde donde se introdujo al litoral Mediterráneo por los fenicios y después por el imperio romano. Actualmente se cultiva en todo el mundo, aunque son los países mediterráneos y  norteamericanos los mayores productores mundiales.

Nombre científico de la almendra/almendro: Prunus dúlcis o Amygdalus dulcis.

(Almendro; cat.:ametller; eusk.: almendrondoa; gall.: amendoeira; port.:amendoeira).

En el mundo se producen 1,8 millones de Tn al año, siendo USA (California) el primer productor, 780000 tn al año, seguido de España (280000 tn al año), Siria (140000 tn al año) e Italia (115000 tn al año). De la producción española, cerca del 20% se exporta al resto de países de Europa, sobretodo Alemania(30%), Francia (20%) e Italia(15%).

En España, la superficie cultivada es de 650000 ha, sobretodo localizada en Andalucía , Comunidad Valenciana, Murcia , Cataluña,  Aragón y Baleares. El 90% de estas plantaciones están en régimen de secano.

¿Para qué sirven las almendras?

El fruto pertenece a la misma familia de frutales de hueso como la ciruela y el melocotón con el que tiene cierto parecido cuando todavía se encuentra en el árbol.
Las almendras, como fruto seco en si aporta muchos beneficios y propiedades como  energía ,proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Las grasas que aportan  al ser insaturadas, reducen el colesterol en la sangre.
Se consume como almendra cruda sin cáscara, frita o salada y también se utiliza en productos tan populares como el turrón o el mazapán y como ingrediente para realizar dulces como las peladillas, pasteles, chocolates, helados y numerosos platos y salsas. Es muy popular también ver presentadas las almedras garrapiñadas al estar recubiertas con azúcar o miel.
Las almendras amargas no son aptas para el consumo como fruto seco, pero de ellas se puede obtener aceites o esencias para condimentos en muchos platos.

La almendra es un fruto seco que aporta entre 576 y 626 kcal/100g y es una buena fuente de calcio, fósforo y más minerales esenciales para la salud como es el hierro.

 

¿ Qué propiedades poseen las almendras?

 

1. Contiene gran cantidad de nutrientes

La almendra es un alimento con alto contenido en calorías, y por lo tanto aporta gran dosis de energía. Al ser un fruto seco, contiene muy poca agua, por lo que, sus nutrientes se encuentran más concentrados y por tanto, es mucho más completo.

Los nutrientes más comunes presente en este fruto seco  son las proteínas, grasas beneficiosas y saludables, carbohidratos complejos mayoritariamente, vitaminas antioxidantes, minerales , además de otros componentes esenciales.

Proteínas

La proteína presente en las almendras son altos en comparación con otros frutos secos como por ejemplo las castañas, las avellanas, las nueces, las nueces de macadamia, los anacardos o los piñones. Las almendras contienen entre un 20-25 % de proteínas.

Por lo tanto, si queremos potenciar o aumentar la cantidad de proteínas en nuestra alimentación, la almendra es buena opción.

Las proteínas son esenciales para nuestro organismo, ya que forman parte de la musculatura y los tejidos de todo nuestro organismo, así como aseguran el correcto funcionamiento y mantenimiento de órganos, tan importantes como por ejemplo el corazón o del cerebro y sus neuronas.

Las almendras son excepcionalmente ricas en proteína. De hecho, contienen más proteína que la carne a igual cantidad de alimento ingerido. El problema es que nunca comemos tanta cantidad de almendras como de carne o huevos (de hecho, serían indigestas) pero son una fuente importante de proteínas en cualquier caso que no debemos descuidar.

grasas saludables

Las almendras tienen alto contenido en grasas saludables, con un  40% de su contenido total. Estas grasas de la familia del aceite de oliva, contienen el 80% de ácido oleico, que es una grasa monoinsaturada muy sana, y muy buena para nuestro organismo por sus efectos benéficos en las arterias, que previenen enfermedades cardiovasculares y coronarias. Actúan, bloqueando la acumulación del colesterol en los vasos sanguíneos, evitando las obstrucciones o trombosis.

En la fruta del almendro también se encuentra grasa poliinsaturada en un 20% del total como ácido linoleico, que es un ácido graso primordial omega 6. Y también ácido linolénico, que es un ácido graso omega 3.

De grasa saturada contiene muy baja cantidad, por lo que resultan muy beneficiosas y sanas.

APORTE DE carbohidratos

Las almendras contienen carbohidratos, con el 18% del total del fruto. La mayoría, en forma de carbohidratos complejos y solamente un 5% en forma simple, es decir, azúcares.

Los carbohidratos complejos, son absorbidos más lentamente que los azúcares y no crean desequilibrios de los valores de azúcar en sangre. Por lo que resulta muy beneficiosa las almendras para persona diabéticas que tienen dificultades para evitar picos de concentración de glucosa en las arterias.

Las almendras CONTIENEN fibra

Las almendras contienen el 11% en fibra. En forma soluble un 10%, y el 90% como insoluble.

La fibra soluble de las almendras disminuye la absorción de nutrientes y carbohidratos. Esta  propiedad intensifica el control de los niveles de glucemia e insulina, primordial en caso de diabetes.

La fibra soluble , al consumirse siempre conjuntamente con agua,  al llegar al estomago, tiende a expandirse, incrementando la saciedad y la sensación de saciar el apetito. Algo muy beneficioso en dietas para perder peso en personas con ansiedad, que coman mucho y rápido y tengan problemas con el sobrepeso.

En el intestino, tiene efecto prebiótico, es decir, estimula el desarrollo de la flora bacteriana. Además, en caso de diarrea, actúa como un cuerpo esponjoso que absorbe el exceso de agua , aumentando por tanto la consistencia de las heces.

La fibra insoluble(90%) al estar mucho más presente en las almendras sus efectos son más cuantificables. Favorecen el transito intestinal como un laxante, evitando episodios de estreñimiento ocasional, además de impedir la perdida de absorción de parte de los nutrientes ingeridos.

antioxidantes

Los antioxidantes, partículas que protegen al cuerpo del proceso natural de oxidación de las células del cuerpo humano, o envejecimiento. En las almendras se encuentran en la fina piel marró que recubre a las almendras. Por esta razón, las almendras sin piel no es buena idea consumirlas, porque perdemos la capacidad antioxidante.

 vitamina E

La vitamina E o «Vitamina de la Juventud» puesto que se encarga de reducir la oxidación o deterioro propio de las celulas del organismo conforme avanza el paso del tiempo. Su función principal es como antioxidante y también combatir la inmunosupresión que ocurre al final de la vida.

La vitamina E , no deja de ser un antioxidante, y su función capital es proteger las membranas celulares del daño oxidativo o envejecimiento.

Las almendras es de los frutos con mayor cantidad de vitamina E, con un 37 % de la dosis diaria recomendada según la OMS.

Incluso hay estudios que han relacionado un mayor consumo de vitamina E con una menor frecuencia de enfermedades cancerígenas, cardiacas y Alzheimer.

Otros Nutrientes

En las almendras también podremos encontrar minerales como el manganeso o magnesio, además de buena proporción de cobre, vitamina B2 y fósforo.

Las almendras también contienen ácido fítico, una sustancia que relaciona a algunos minerales e impide su absorción. Por lo que  el zinc, hierro y calcio presentes en ellas se complica.

 

2. Control de azúcar en sangre

Como hemos comentado anteriormente, los frutos secos tienen poca cantidad en carbohidratos y muchas grasas saludables, proteínas y fibras, por lo que es un ingrediente estupendo para los diabéticos.

Además, las almendras destacan en su alto contenido en magnesio, que entre sus funciones principales, favorece el control del azúcar en sangre. Solo ingiriendo un puñado de ellas, ya es suficiente para colmar las necesidades de magnesio diario.

Muchos de los diabéticos no digieren suficiente cantidad de magnesio, por lo que poniendo un poco de énfasis, seria más que suficiente para bajar los niveles de glucosa en sangre y mejorar la calidad de vida de estas personas.

3. Reduce la hipertensión

A pesar de que la presión arterial varia durante el día, con el tiempo la presión sanguínea elevada puede dañar los vasos y ocasionar que el corazón realice un sobreesfuerzo innecesario y por tanto obligarlo a trabajar más duro.

La hipertensión o presión alta puede incrementar tu riesgo de tener daños en órganos o padecer enfermedades cardiovasculares.

Meterse en la boca unas cuantas almendras crudas todos los días puede incidir significativamente , para conseguir unos niveles de presión arterial bajo. Las almendras crudas tienen gran cantidad de grasas monoinsaturadas, las cuales ayudan a mantener a raya el colesterol en la sangre, reduciendo la inflamación arterial y los niveles de presión arterial.

Las almendras, a pesar de que tienen grasa y calorías, también ayudan a la pérdida de peso y la construcción de masa muscular magra, lo que significa que, naturalmente, promueven la circulación sana.

Por último y gracias a la presencia del magnesio, como hemos comentado anteriormente, ayuda a bajar la presión sanguínea. Los valores bajos de magnesio suele estar relacionada a problemas de presión sanguínea, independientemente de si se tiene obesidad o no. Algunos estudios han demostrado que corrigiendo esas deficiencias, se incide en una mejora en los valores normales de presión sanguínea.

4. Pueden bajar el colesterol

El colesterol y los triglicéridos elevados, son comunes en personas con sobrepeso, sin embargo, muchas personas delgadas también padecen estos trastornos. El motivo está en el alto contenido de grasas de su alimentación, y también por motivos genéticos en otros casos.

Para subsanar estos problemas de salud es importante incidir en la alimentación y en un tratamiento médico idóneo.

Un reciente estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine explica que, comer almendras, o nueces, puede ayudar también a combatir los altos niveles de grasa en sangre.

Otros investigadores, analizaron los resultados obtenidos de 25 estudios realizados por otros científicos sobre los efectos de consumir almendras y otros frutos secos. Llegaron a la conclusión de que 67 gramos de almendras cada día ayuda a reducir el colesterol total un 5.1%, el colesterol LDL o malo, un 7.4% y los niveles de los triglicéridos un 10.2%.

Aún y así, cabe recordar que no se debe abusar del consumo de estos frutos secos, porque contienen bastante calorías. Con un puñado de nueces o almendras al día es más que suficiente y podrás adquirir todos sus beneficios.

5. Previenen la oxidación del colesterol LDL

Recientes estudios han demostrado que las almendras aparte de reducir los niveles de colesterol LDL en sangre, también protegen de la oxidación del colesterol LDL, esencial en los trastornos cardíacos.

Estos estudios han demostrado que los antioxidantes de las almendras actúan reduciendo del daño por oxidación. El colesterol oxidado LDL se sabe que aumenta el riesgo de padecer una cardiopatía. A pesar de ello, los ensayos indican que los antioxidantes de los alimentos, como las almendras, podrían ayudar a prevenir la oxidación LDL. Las almendras contienen niveles de antioxidantes (vitamina E y fenólicos) en cantidades similares a algunas frutas y verduras, y un estudio anterior ha demostrado que los …

La piel de las almendras es rica en polifenoles antioxidantes, los cuales previenen la oxidación del colesterol en estudios de laboratorio y sobre animales (18).

Y el efecto quizás sea aún más fuerte cuando se lo combina con otros antioxidantes, como la vitamina E.

En un estudio realizado en humanos, tomar almendras como snack bajó los niveles de colesterol LDL oxidado (19). Esto debería reducir las chances de sufrir problemas del corazón a largo plazo.

Resumiendo: El colesterol LDL puede oxidarse, proceso que constituye un paso crucial hacia las enfermedades cardíacas. Consumir almendras reduce la oxidación del LDL.

 

8. Reducen el hambre bajando el consumo general de calorías

 

Las almendras son bajas en carbohidratos y altas tanto en proteínas como en fibra. Y ambas incrementan la saciedad, lo cual lleva a un menor consumo de calorías.

En un estudio de cuatro semanas sobre 137 participantes, 43 gramos diarios de almendras redujeron significativamente el hambre y el deseo de comer (20).

Y hay varios estudios más que apoyan los efectos saciantes de las nueces (21, 22).

Resumiendo: Las nueces, entre ellas las almendras, son bajas en carbohidratos pero altas en proteínas y fibras, por lo cual elevan la saciedad y reducen la ingesta de calorías.

 

9. Son muy efectivas para perder peso

Entre el 10 y el 15 % de las calorías dentro de las almendras son difíciles de digerir por el organismo y, por ende, no se absorben. Además, hay algunas evidencias que apuntan a que consumirlas puede elevar ligeramente el metabolismo (23).

Combinando ésto con la capacidad de las almendras para combatir el hambre, tiene sentido de que sean un gran ingrediente en cualquier dieta para perder peso. Y hay varios estudios que apoyan esta afirmación.

En uno de ellos, una dieta baja en calorías con 84 gramos de almendras incrementó la pérdida de peso en un 62 % comparada con una dieta enriquecida con carbohidratos complejos (24).

Otro estudio en 100 mujeres obesas encontró que aquellas que consumían almendras perdieron más peso que las que no lo hicieron. Además, mostraron mejoras en la circunferencia de la cintura y otros marcadores de salud (25).

Así, más allá de su alto contenido graso, las almendras definitivamente ayudan a perder peso. Sin embargo, pueden causar problemas en las personas que tienen tendencia a comer de más.